SATSE reclama más fisioterapeutas para mejorar la atención y recuperación de las personas con Covid-19

08 septiembre 2020

El Sindicato de Enfermería demanda que las diferentes administraciones sanitarias prioricen la contratación de fisioterapeutas, recordando que la gran mayoría de estos profesionales tienen que trabajar en el sector privado, ya que las plazas existentes en los servicios de salud públicos son muy escasas, existiendo, por ello, enormes listas de espera. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE,  ha reclamado, con motivo del Día Mundial de la Fisioterapia 2020, que los distintos servicios de salud aumenten sus plantillas de fisioterapeutas, una vez constatada su imprescindible y decisiva labor a la hora de atender a las personas afectadas por la Covid-19. 

En total sintonía con la World Confederation for Physical Therapy (WCPT), SATSE ha puesto en valor el papel de los fisioterapeutas en el tratamiento y recuperación de las personas afectadas por la Covid-19, recordando que en los casos más graves necesitan rehabilitación y fisioterapia para recuperarse de los efectos de la enfermedad. 

En este sentido, desde la organización sindical se incide en que los fisioterapeutas han desempeñado un papel clave durante la fase de respuesta aguda a la pandemia y siguen siendo muy importantes a la hora de ayudar a las personas a recuperarse de la Covid-19 durante todo el tiempo que resulte necesario. 

Por ello, y como viene realizando desde hace mucho tiempo, SATSE ha vuelto a demandar que las diferentes administraciones sanitarias prioricen la contratación de fisioterapeutas, recordando que la gran mayoría de estos profesionales tienen que trabajar en el sector privado, ya que las plazas existentes en los servicios de salud públicos son muy escasas. 

Al respecto, el Sindicato señala que en todas las comunidades autónomas existen enormes listas de espera para ser tratado por un fisioterapeuta. Ante esta realidad, incide en la urgente de necesidad de contar con más fisioterapeutas en el Sistema Nacional de Salud, y especialmente que haya, al menos, un fisioterapeuta trabajando en cada centro de salud de nuestro país. 

SATSE destaca la rentabilidad inmediata, tanto económica como social, que se obtendría con una adecuada dotación de fisioterapeutas, ya que, además de la mejora de la calidad de vida de la persona a lo largo de su proceso de recuperación, la intervención temprana de estos profesionales conlleva la reducción de los tiempos de baja laboral, así como la recuperación total, en muchas ocasiones, de la funcionalidad y, por tanto, un considerable ahorro en los costes sanitarios. 

Asimismo, el Sindicato destaca que la atención a la cronicidad y dependencia es uno de los principales retos de futuro de nuestro país, dado el aumento progresivo de casos que se están produciendo y, por ello, insiste en la importancia de contar con más fisioterapeutas que puedan dar satisfactoria respuesta al mismo dentro del Sistema Nacional de Salud. 

De otro lado, SATSE pide que todos los estudiantes del Grado de Fisioterapia puedan realizar sus prácticas en los centros sanitarios, ya que éstas resultan fundamentales e imprescindibles durante su periodo formativo universitario. Al ser las actuales circunstancias especialmente difíciles y complejas por la incidencia de la Covid-19, habrá que adoptar, en todo caso, las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los estudiantes y del resto de personas, añade. 

Por último, la organización sindical reclama a las distintas administraciones públicas, tanto a nivel estatal como autonómico, que sean más beligerantes frente al intrusismo profesional que afecta a los fisioterapeutas e impulsen las actuaciones de control y sanción pertinentes ante lo que supone un claro fraude a la sociedad con repercusiones negativas en la seguridad y salud de las personas.