Las enfermeras de Povisa prefieren trabajar de eventuales en el Sergas ante sus precarias condiciones de trabajo

21 marzo 2022

El Sindicato de Enfermería denuncia la precaria situación de las enfermeras de Povisa. El hospital lleva once años sin renovar el convenio colectivo de sus trabajadores, que tienen su sueldo congelado, incluso sin la actualización del IPC. De esta forma, profesionales altamente cualificadas como las enfermeras están recibiendo sueldos muy por debajo de su capacitación.

El Sindicato de Enfermería, SATSE en Galicia, denuncia la situación precaria de las enfermeras del hospital Ribera Salud (Povisa) de Vigo. Tras 11 años sin convenio colectivo, el sueldo congelado y más de un año en negociaciones entre el comité de empresa y Ribera Salud, la situación de estas profesionales es indignante. 

“Hablamos de una precariedad laboral con plantillas insuficientes, jornadas excesivas, y unas nóminas mensuales penosas después de 11 años sin subida salarial”, advierte el delegado de SATSE en Povisa, Alberto González Millos. En el mismo sentido señala que “una enfermera que trabaja 35 horas semanales de mañana y tarde está cobrando 1150 €. Las que tienen 40 horas semanales no llegan a los 1300 €, si tienen turno rotatorio (mañana, tarde y noche) 1350 € o 1450 €, dependiendo del número de noches que haga. Teniendo en cuenta que muchos de estos profesionales tienen una antigüedad en el centro considerable. Esto implica una diferencia de hasta 600 e/mes en comparación con Sergas. 

Estas condiciones vienen provocando desde hace tiempo la “fuga” de profesionales de enfermería, que aún con un puesto indefinido en la empresa, están apostando por uno de eventual en el Sergas que tiene para ellas una situación laboral más atractiva. “Existe un déficit estructural de enfermería a nivel nacional, pero el grupo Ribera no ofrece ninguna condición atrayente para retener a sus enfermeras o atraer nuevo personal”, advierten. 

Desde SATSE los objetivos para mejorar las condiciones laborales de las enfermeras deberían pasar por el coeficiente reductor de noches, el reconocimiento de la Carrera Profesional, subida salarial y el solape o reconocimiento del tiempo empleado por enfermería fuera de su horario laboral en el cambio de turno. 

Para SATSE la Carrera Profesional es uno de los principales objetivos a conseguir en las negociaciones pues supone un reconocimiento a la experiencia y a la formación de los profesionales, lo que contribuye a la retención del talento y un valor añadido en la empresa, que actualmente no está reconocido, y que sin embargo el grupo Ribera Salud contempla en otros de sus hospitales. 

SATSE, que forma parte del comité de empresa de Povisa, está presente en las movilizaciones que se están llevando a cabo para reivindicar su subida salarial y acabar con la situación insostenible de congelación salarial. 

La actitud de la empresa se mantiene en el inmovilismo, ofreciendo una subida salarial de tan sólo el 1% o1,5% y flexibilidad laboral, lo que conlleva a un empeoramiento de la situación laboral con unos turnos anuales provisionales sujetos a cambios mensuales que perjudican la conciliación laboral y familiar. “La empresa podría, así, imponer jornadas semanales de 30 horas que tendrían que ser recompensadas posteriormente a interés de la empresa, lo que conduce claramente a una bolsa de horas camuflada”, denuncian los delegados de SATSE en Povisa.    

En relación con la subida salarial, SATSE, en sintonía con las demandas del comité de empresa, apuesta por una subida salarial acorde a la situación de los profesionales del ámbito estatutario, algo que “no supondría un desajuste presupuestario para la empresa que impida la negociación de un nuevo convenio laboral que urge”.