SATSE Coruña advierte que el CHUAC podría dejar el quirófano de urgencias con uno de los tres equipos por cuestiones económicas

08 octubre 2021

El Sindicato de Enfermería advierte que prescindir de uno o dos de los tres equipos podría dejar este servicio en una situación de vulnerabilidad y de inseguridad asistencial para los usuarios. Todo por una cuestión economicista. La gerencia se niega a abonar el coste por hora, que hasta ahora venía asumiendo, y pretende rebajar, sin motivo, los importes que suponen contar con profesionales cualificados para atender a los usuarios.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Coruña muestra su disconformidad ante la grave situación de vulnerabilidad e inseguridad asistencial en la que se está dejando a la población de Coruña, al pretender la gerencia del CHUAC prescindir de uno o dos, de los tres equipos de urgencias de cirugía con los que actualmente cuenta el centro hospitalario, dependiendo de la demanda puntual. 

La alta demanda asistencial acumulada tras meses de pandemia obliga al CHUAC a buscar nuevos equipos que puedan solventar los problemas de la lista de espera en cirugía. Si bien es cierto que para trabajar en esta unidad es necesario contar con experiencia, y no existen muchos profesionales, el hospital cuenta con una lista de enfermeras disponibles para hacer guardias extra. El problema surge cuando la gerencia del CHUAC pretende, de forma cicatera, rebajar el precio por jornada que se venía abonando hasta el momento a estas profesionales, pasando de los 210 a los 120 euros. 

Muchas enfermeras ya han mostrado su desacuerdo y renunciado a trabajar bajo esas condiciones económicas, por lo que la gerencia ha tomado la drástica decisión de quitar, dependiendo de las necesidades, de uno o dos de los tres equipos de urgencias para solventar la lista de espera en el quirófano, a costa de dejar el servicio de urgencias en mínimos. 

Para SATSE, prescindir de uno e incluso dos equipos, supone una grave situación de vulnerabilidad e inseguridad asistencial de cara a los usuarios. Pues si surgiesen dos cirugías urgentes no habría equipo suficiente para llevarlas a cabo de forma simultánea. Para el Sindicato, “la cicatería de esta gerencia es vergonzosa, pues da prioridad a la cuestión económica por encima de la asistencial”, concluyen.