SATSE Lugo rechaza el cierre de plantas en periodo estival en el HULA

31 mayo 2019

El cierre de camas, al que nos quieren acostumbrar cada verano provoca sobrecarga asistencial y precariedad en las unidades que asumen más volumen de trabajo. Se perjudica a los pacientes con una sanidad que “por obligación” baja su calidad asistencial.

El Sindicato de Enfermería SATSE en Lugo advierte de las consecuencias que tendrá el cierre de camas estival en el HULA. Desde SATSE estamos totalmente en contra del cierre de unidades durante el verano, un hecho que empezó a producirse hace años con la excusa de la realización de obras y mejoras, y que se ha convertido en una práctica habitual. 

El cierre de camas total o parcial conlleva problemas, tanto para los profesionales de Enfermería, como para el resto de compañeros, pero principalmente para los pacientes que sufrirán, sin necesidad, una merma en la calidad asistencial. 

Desde el Sindicato de Enfermería no se entiende como siendo hospital de referencia de toda la provincia de Lugo se cierran plantas, haciendo asumir a las que quedan abiertas una carga de trabajo mayor debido a las múltiples  especialidades que en las mismas se avecinan, y conllevando también a las molestias que ello ocasionan a los pacientes.  

Esta práctica habitual convierte las unidades del hospital en un “mix” de pacientes, es decir, que diversas especialidades estarán en una misma planta llegando a coincidir más de 5 en una. “La experiencia nos demuestra que el cierre de las unidades bajo el pretexto de una disminución de la demanda de las mismas no es cierto, ya que en anteriores veranos no hay disponibilidad de camas en el centro hospitalario, obligando a los pacientes a permanecer en Observación de Urgencias más tiempo de lo que debieran”, advierten desde el sindicato.  

Este año las unidades que van a cerrar son 3C1 que corresponde a Medicina Interna, 3B2 Cirugía y 3A2 Geriatría-UME-Paliativos. Una vez más, por tercer año consecutivo, se cierra la planta que asume durante todo el año a los pacientes paliativos, cuyo personal está especializado en dichos cuidados.