SATSE Ourense denuncia de nuevo el veto a los permisos del personal eventual

15 mayo 2019

El Sindicato de Enfermería denuncia, una vez más, la discriminación sufrida por el personal eventual de la EOXI de Ourense por el veto a la aplicación de  acuerdos de disfrute de permisos por enfermedad de familiares de primer grado, formación o traslado de domicilio.

El Sindicato de Enfermería en Ourense advierte y denuncia la discriminación por la obligatoriedad de comunicar a la lista de contrataciones la hospitalización de un familiar, además de restricciones en la concesión de permisos para poder atender a un familiar. "Precisamente el  pasado fin de semana asistimos a la OPE de  Enfermería del SERGAS, lamentable espejo de la situación que vive el personal de  Enfermería  en esta comunidad y que la Administración se afana en perpetuar", ha señalado la Secretaria Provincial de SATSE en Ouren, Pilar Oviedo. "Resulta gratificante la foto de fin de examen de Silleda, que permite visibilizar el descontento de los trabajadores, que hace patente la situación de precariedad laboral del colectivo que poco a poco va buscando su sitio", añadió. 

Sin embargo para el Sindicato de Enfermería resulta paradójico y desde luego contrario al Reglamento General de Protección de Datos la “obligatoriedad“ de comunicar a la lista de contrataciones la hospitalización de un familiar vetando, por tanto, la posibilidad de ser perceptor de un contrato, es la forma de proceder de la Administración que aprovechar las necesidades de los aspirantes para imponer unas normas que sólo ella avala, con una interpretación totalmente sesgada.

Por si esta situación no resulta lo suficientemente decepcionante, nos encontramos con las restricciones en la concesión de permisos para estos trabajadores en los que casi resulta necesaria una alineación astral para poder atender a un familiar hospitalizado, como sucedió en esta misma semana cuando se “invita” a un profesional a renunciar a un contrato para no concederle los días estipulados por ese motivo; o bien el cumplimiento del ineludible deber de participar en un jurado popular, que provocó hace unas semanas, la revocación de un llamamiento.

El maltrato a este colectivo es continuo por parte de la Xerencia, desde los derechos básicos de dotación de uniformidad, habilitación de vestuarios, la contratación en precario con jornadas reducidas y un largo etc.
Hace varios meses hemos recibido la comunicación del Juzgado de la condena al SERGAS por la falta de cotizaciones a la Seguridad Social y consecuente abono de salario de una trabajadora, esta reclamación podría haberse hecho extensiva a 700 trabajadores afectados por esta práctica, sin embargo sólo una parte de estos han continuado la vía judicial.

Está claro que la Administración desconoce el significado de la negociación, sólo la imposición, y es lamentable que tengamos que recurrir a la vía judicial o la inspección de trabajo para poner en valor los derechos más básicos de los profesionales, así como las directrices de su igualdad de derechos de trabajadores tanto fijos como eventuales.

Otro aspecto a tener en cuenta es la utilización de los erarios públicos para recurrir de forma sistemática las resoluciones que contradicen estas prácticas abusivas.
Ante esta falta de cumplimiento de las normativas aplicables, SATSE seguirá denunciando estas prácticas irregulares, y si es necesario incluso a través de la vía judicial.